lunes, 15 de abril de 2013

Historia de los sones de Jalisco

 Historia de los sones de Jalisco
  • Los sones son propios de las costas y se fueron formando lentamente durante la época colonial a medida que se mezclaban las razas, española e indígena, fijándose definitivamente sus caracteres hacia la mitad del siglo XIX. Son melodías populares espontáneas, cantables y bailables, que se originan en la fusión de la música española con la indígena



  • Según el diccionario Larousse la palabra “Son” significa: “sonido agradable al oído”. El musicólogo Gerónimo Baqueiro Foster define al “Son” simplemente como una melodía popular; y por lo último, Roberto Franco Fernández dice: “el Son es una forma musical y coreográfica”.  El son es una música especial para ser bailada, no solo por los bailadores de sones, sino también por nuestros briosos charros de a caballo.
Costumbres
  • Literalmente, los sones encierran a veces, un pensamiento amoroso lleno de melancolía donde se entremezcla con la ironía y lo jocoso, cuajado de ingenio. Se baila en diversas regiones del país, con variantes según el medio. En los pueblos de Jalisco, que son innumerables, sentaron carta de naturalización, en Cocula principalmente, pero también se bailaban y se bailan en otras poblaciones del Estado, especialmente las del Sur. 
    Por su belleza melódica y coreografía, se han escogido para presentarlos como bailables fuertes.



Los sones se bailan propiamente por pareja a las que les hacen sala los concurrentes a la fiesta. Cuando se anuncia el son, se presenta el bailador ante la compañera elegida invitándola a bailar y colocándose frente a frente a distancia aproximadamente de metro y medio; cruza sus manos a la espalda y con el cuerpo inclinado ligeramente hacia adelante, empieza el pespunteo de pasos agilísimos. 

 
  • La compañera inicia el baile a la vez, moviendo la cintura con gracia, levanta la falda con la punta de los dedos sosteniendo también el rebozo y muestra coquetamente la habilidad de sus pasos luciendo su enagua interior y sus bien calzados pies. Los pasos constituyen una manifestación de ingenua y bullanguera alegría, se bailan de preferencia en el sur del Estado con motivo de bodas, bautizos y onomásticos.

En el sur de Jalisco hay diferentes versiones sobre el lugar donde el son se bailaba, personas procedentes de Tamazula, Tuxpan, Zapotiltic y Mazamitla, afirman que antes se bailaba el Son sobre una tarima, colocada sobre una parte escarbada, en la tierra que se llenaba de cántaros. Esa disposición del tablado se hacía con el fin de que retumbara el zapateado y se escuchara a distancia.

Música
 

Existen diferentes sones, pero los mas representativos son:

El Jarabe tapatío
El Son de la Negra
 
 
El Son de las Copetonas


1 comentario: